#probióticos y salud.

Mundo… Hola a todos!!

image

Los profesionales de la salud están prestando cada vez más atención a los efectos beneficiosos de los alimentos con microbios vivos (probióticos) en la salud humana.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, la evaluación de los microorganismos destinados a ser usados como tales, un probiótico “sería un microorganismo vivo1 que, cuando se administra en cantidades adecuadas, confiere un beneficio a la salud del consumidor. Queda claro pues que hablamos de un organismo externo al individuo que, en general, requiere de cantidades muy elevadas, del orden de 100 a 1000 millones de células por dosis, para ejercer un efecto notable”. En otras palabras, los probióticos son microorganismos inocuos que se incorporan a los alimentos y que, una vez ingeridos, sobreviven en el tubo digestivo del consumidor donde regulan la microbiota intestinal y ejercen efectos beneficiosos para su salud . Se diferencian de los prebióticos que son “componentes alimenticios no-vivos (principalmente fibras dietarias), cuyo consumo confiere un beneficio para la salud del huésped en asociación con la modulación de la microbiota”. Los probióticos son principalmente bacterias lácticas pertenecientes a los géneros Lactobacillus o Bifidobacterium .

Se trata por tanto de microorganismos  que no se ven a simple vista (bacterias o levaduras), que se pueden ingerir por vía oral como ingredientes de alimentos (yogures, quesos, alimentos fermentados) o en preparaciones farmacéuticas (cápsulas, sobres), y que producen un efecto beneficioso para la salud

¿Cómo se seleccionan estas bacterias?

image

Se realiza un proceso de selección ( screening) evaluando los siguientes aspectos:

  1. Capacidad de resistir la acción del pH ácido del estómago,  enzimas digestivas, sales biliares del intestino y de adherir al mucus o a las células epiteliales intestinales, todas propiedades que favorecen su sobrevida y permanencia en el tubo digestivo.
  2. Se evalúa si estas bacterias(cepas) la existencia de actividades funcionales tales como actividades antioxidante, anti-inflamatoria, inmunoestimulante, antitumoral, analgésica, antibacteriana, entre otros, que permiten a la cepa seleccionada modular funciones fisiológicas en el huésped y ejercer sus efectos saludables.
  3. Cabe destacar que dichas propiedades son cepa-específicas, es decir, que una cepa determinada ejerce sólo algunas de todas las propiedades descritas para los probióticos. Por ejemplo las propiedades funcionales de L. rhamnosus GG, L. rhamnosus DR20 y L. rhamnosus LCR35 son distintas a pesar de que estas tres cepas pertenezcan al mismo género (Lactobacillus) y a la misma especie (rhamnosus).

Los probióticos pueden ser considerados como “ingredientes funcionales” pues entregan beneficios para la salud del consumidor, mas allá de los beneficios nutricionales del alimento que los contiene .

image

¿Para qué son útiles los probióticos?

  • Mejorar el sistema inmune
  • Prevenir algunas manifestaciones alérgicas (rinitis, eczema atópico)
  • Tratar y prevenir los cólicos en el lactante
  • Impiden el crecimiento de bacterias patógenas
  • Reducen síntomas relacionados con la  intolerancia alimentaria a la lactosa 
  • Mejora de algunos síntomas del síndrome del colon irritable
  • Contribuyen a restaurar la microbiota, es decir los microorganismos que viven habitualmente en el intestino.
  • Compiten con microorganismos patógenos en el intestino, inhibiendo toxinas bacterianas y evitando infecciones.
  • Producen sustancias antimicrobianas contra otros organismos no deseados
  • Prevenir y tratar diarreas infecciosas y las asociadas al uso de antibióticos, tratamiento por quimioterapia
  • Alivio de la sintomatología de gastritis por Helicobacter pylori

Para que los probióticos tengan el efecto deseado en las personas, su consumo debe ser regular y sostenido en el tiempo. Una vez que se suspende su ingesta, desaparece el efecto. Las propiedades probióticas dependen de cepas específicas, por ello se rotula en los productos el nombre de las cepas presentes y la cantidad, con el propósito de que el consumidor pueda identificarlas y asociarlas a los beneficios que desea obtener.

Efecto de diferentes probióticos en algunas enfermedades.

image

Algunos estudios7 han demostrado que el consumo regular de probióticos podría prevenir el desarrollo de cáncer colorrectal. En este sentido, estudios in vitro y experimentales sugieren algunos mecanismos potenciales responsables de esta acción anticancerígena. Los mecanismos incluyen la modificación de la composición microbiana intestinal, los cambios en la actividad metabólica de la microbiota, la unión y degradación de compuestos carcinógenos presentes en el lumen intestinal, la producción de compuestos con actividad anticancerígena, la inmunomodulación, la mejora de la barrera intestinal, Inhibición de la proliferación celular, e inducción de apoptosis en células cancerosas ( Figura 1 )

Figura 1: Potenciales mecanismos de acción de los probióticos en la prevención del desarrollo del cáncer colorrectal7. Símbolos: ↓, disminución;↑, aumentar

image

De acuerdo a la evidencia científica, estos son los microorganismos con acción probiótica en diferentes enfermedades  

image

La tabla I contiene ejemplos sobre el uso de probióticos en gastroenterología11

image

Estudios realizados con Saccharomyces boulardii como complemento al tratamiento erradicador de H. pylori. En dicho metanálisis10 se objetivaba que S. boulardii, si bien por sí solo no es eficaz en erradicación de H. pylori, sí aumenta significativamente la tasa de erradicación añadido al tratamiento antibiótico, disminuyendo significativamente los efectos colaterales del tratamiento, especialmente la diarrea (53%)

Algunas recomendaciones para conservar los alimentos:

image

 

En el caso de las leches infantiles en polvo con probióticos, es fundamental tener presente las siguientes recomendaciones:

image

  1. Agregar la cantidad de leche indicada por el profesional de salud.
  2. Leer  en la  etiqueta la preparación de la fórmula láctea
  3. El agua a utilizar para preparar el biberón, JAMÁS debe ser agua hirviendo, ya que matará el microorganismo probiótico. Se recomienda usar agua que no supere los 37ºC .
  4. No se recomienda usar el microondas para calentar biberones con estas fórmulas infantiles.
  5. Se recomienda preparar la fórmula láctea en el momento.

Los probióticos en la alimentación diaria.

image

Se recomienda consumir productos lácteos fermentados como yogurt, bebidas lácteas, leches cultivadas y quesos, a los que se ha agregado cultivos vivos y conocidos, como Bifidobacterium y Lactobacillus. Además algunos alimentos que no son lácteos, también tienen cultivos beneficiosos como:

image

No olvidéis :

Poner Sabor y Salud a la Vida

Referencias:

  1. Probióticos en los alimentos. Propiedades saludables y nutricionales y directrices para la evaluación. Estudio FAO Alimentación y Nutrición. Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Roma 2006
  2. Position of the American Dietetic Association: Functional foods. J Am Diet Assoc 2004; 104: 814-26
  3. Schrezenmeir J, de Vrese M. Probiotics, prebiotics, and synbiotics: approaching a definition. Am J Clin Nutr 2001; 73(2 Suppl): 361S-364S
  4. Alimentos probióticos en Chile:¿ Qué cepas y qué propiedades saludables?  Paola Cáceres R., Martín Gotteland R. Rev Chil Nutr Vol. 37, Nº1, Marzo 2010
  5. Zhong C1, Qu C, Wang B, Liang S, Zeng B. Probiotics for Preventing and Treating Small Intestinal Bacterial Overgrowth: A Meta-Analysis and Systematic Review of Current Evidence. J Clin Gastroenterol. 2017 Apr;51(4):300-311
  6. Dos Reis SA1, da Conceição LL2, Siqueira NP3, Rosa DD4, da Silva LL5, Peluzio MD6.Review of the mechanisms of probiotic actions in the prevention of colorectal cancer. Nutr Res. 2017 Jan;37:1-19.
  7. Juan José Sebastián Domingo. Revisión del papel de los probióticos en la patología gastrointestinal del adulto. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28185664
  8. Guillermo Álvarez-Calatayud, Jimena Pérez-Moreno, Mar Tolín y César Sánchez. Aplicaciones clínicas del empleo de probióticos en pediatría. Nutr Hosp. 2013;28(3):564-574
  9. Szajewska H, Horvath A, Pivowarzyk A. Meta-analysis: the effect of Saccharomyces boulardii supplementation on Helicobacter pylori eradication rates and t side effects during treatment. Alim Pharm Ther 2010; 32: 1069-79.
  10. V. F. Moreira y A. López San Román. Probióticos en patología digestiva. REV ESP ENFERM DIG (Madrid) Vol. 101. N.° 12, pp. 880, 2009

 

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s